viernes, 1 de febrero de 2019

Orientaciones para crear normas en positivo


Algo fundamental que tiene que tener una norma o límite para que surta efecto es que sea formulado en positivo. Muchas veces, los adultos nos pasamos el día diciéndoles a los niños todo lo que no deben hacer: No grites, no saltes, si no haces esto te castigo sin salir, etc. El formular los límites así tiene varios inconvenientes:
  1. Indicamos al niño/a lo que no debe hacer, pero no le decimos lo que esperamos de él, que es lo que realmente le ayudará a autorregular su conducta y a realizar lo que se le pide.
  2. Damos un tono autoritario y negativo al límite, lo que puede generar en el niño/a sentimientos de rebeldía hacia el mismo.
  3. El niño/a no realizará la conducta por miedo al castigo y/o a la reprimenda, pero no se orienta a la autorregulación y a la conducta adecuada.
Expondremos los siguientes ejemplos de normas redactadas en positivo:

NORMAS EN NEGATIVO
NORMAS EN POSITIVO
  • ¡Si no te comes todo, no ves la televisión!
  • No grites.
  • No corras.
  • No saltes en el sofá.
  • No pegar a otros niños en el parque.
  • Corre, que en cuanto termines de comer te vas a ver la "peli".
  • Habla en un tono bajo que te oigo mejor.
  • Camina despacio.
  • Permanece sentado mientras ves la película.
  • Baja al parque para jugar con tus amigos y divertirte, pero si os pegáis y os enfadáis es que ya no te lo estás pasando bien, y por tanto nos subiremos a casa.

En el primer ejemplo, el niño/a está pensando que se va a quedar sin ver el programa y esto le va a generar frustración e ira, y va a demorar la realización de la conducta por la oposición inicial hacia el límite, generando protestas. En el segundo caso, el niño/a, ante la expectativa positiva de ver la televisión, realizará cuanto antes la conducta.

Como actividad, pediremos que escriban estos límites en positivo.
  1. Acostarse a las 21:00.
  2. No pegarse en el patio.
  3. No subir a casa del vecino si no ha hecho los deberes.
  4. No jugar a la consola si no ha estudiado.
  5. No ver la televisión cuando merienda.

martes, 1 de enero de 2019

Juego de cartas para crear relatos

En esta ocasión, os aporto un simpático juego de cartas que tiene la finalidad de fomentar la creatividad literaria. Al ser todo aleatorio, pueden surgir muchas historias divertidas y bastante creativas. 

 Tenemos tres montones de cartas:
  • 24 cartas de Fantasía
  • 12 cartas de personajes
  • 12 cartas de Realidad
Para esta actividad, en la que jugarán solamente dos jugadores (alumna y psicopedagogo), se decidirá quién empieza lanzando el dado. Quien saque un número mayor, pues ese será el que comience. Luego tendrá que lanzar de nuevo el dado. Hay tres categorías de cartas: Fantasía, Personajes y Realidad. Si al lanzar el dado sale el 1 o el 2, pues se escogerá una carta de Realidad, si sale el 3 o el 4, se escogerá una carta de Fantasía, y si sale el 5 o el 6, se escogerá un personaje. Una vez que se agote una categoría de cartas, se cambia el reparto, y si sacas del 1 al 3, coges una carta de una categoría, y si sale del 4 al 6, pues una carta de la otra.


Una vez que ya se han agotado todas las cartas, entre los dos se decide cómo terminar la historia. Aunque puedan aparecer todos los elementos, el orden de aparición de éstos marcará la trama de la historia así como la secuencia de hechos, así como la propia imaginación de los participantes del juego. Luego hablarán acerca de qué les ha parecido la historia y sobre aquello que han aprendido con la experiencia. En las tablas de abajo aparecen ejemplos de cartas que podríais incluir. Tan solo tenéis que buscarlas en Google y diseñarlas a vuestro gusto.

 CARTAS DE FANTASÍA
HADA
VAMPIRO

FRANKENSTEIN
GUERRERO
ALDEA
ALDEA
BÚHO
LECHE
CASTILLO
SER MALIGNO
HADA
BRUJO
NIÑA GUERRERA
DRAGÓN
DRAGÓN
DRAGÓN
ESPADA MÁGICA
HADA
JABALÍ ASADO
PLANO
POCIONES
DRAGÓN
GUERRERA
ZARZAPARRILLA

CARTAS DE PERSONAJES

JOSÉ IGNACIO

QUIQUE
CAROLINA
KIARA
ANDREA
GILBERTO
ROMÁN
JULIÁN
MELCHOR
CLARA
ÚRSULA
VÍCTOR

CARTAS DE REALIDAD

AGUA
CABALLO
CENTRO COMERCIAL
COCINA
COLEGIO
PELEA
PERRITO
ESCRIBIR
LAVAR LA ROPA
LEER
MASAJE
PARQUE



martes, 25 de diciembre de 2018

Qué se ha logrado en 2018 y qué se intentará en 2019

Por cuarto año consecutivo, vamos a presentar la entrada "Qué se ha logrado y qué se intentará hacer" en relación a los progresos alcanzados en 2018 y a lo que se intentará lograr en 2019. Como es costumbre, requiere revisar los propósitos que me marqué para este 2018 al que le quedan pocos días.

1) El primer propósito que me marqué decía así:

"Seguir trabajando a diario con el gabinete y con todos los proyectos, planes y clientes que tengo y que tenga en un futuro. Intentar aprender a diario, tener más agallas, formarme más y ser un mejor profesional. Plantear nuevos servicios a trabajar y seguir con los mismos. Me gustaría profundizar más en psicología general, sobre todo relacionado con la conducta y las relaciones sociales y afectivas.".

En relación a esto, he realizado lo siguiente:
  1. He seguido con el gabinete. He intentado atender a todos mis clientes de la mejor manera posible y con toda la profesionalidad y ética que he podido. Han venido nuevos clientes, otros ya finalizaron su trabajo conmigo, algunos me han felicitado y otros necesitan que siga trabajando para mejorar los resultados.
  2. Siempre surgen necesidades que te aportan más. He realizado diferentes evaluaciones psicopedagógicas con el objetivo de diagnosticar altas capacidades, problemas en la lectura y escritura, discapacidades...para las cuales he ido probando nuevas pruebas y métodos. El acceso a los manuales TEA a través de la biblioteca de la UNED me sirvió de gran ayuda.
  3. He intentado introducir más las TIC en mi trabajo. Con el objetivo de motivar a uno de mis alumnos, estoy trabajando estimulación cognitiva a través de diferentes aplicaciones educativas para móviles y tabletas, con mejoras en el rendimiento del alumno, sobre todo a nivel motivacional.
  4. He consultado bibliografía relacionada con la psicología de la adolescencia, los problemas de conducta en la adolescencia y las relaciones con adolescentes. He tenido que intentar trabajar las relaciones padres-hijos en algunos casos y he intentado llevar a la práctica todo esto, pero lamentablemente no he obtenido los resultados deseados. Hay que seguir trabajando.
  5. He profundizado más en estrategias didácticas para trabajar las relaciones entre hermanos, intentado recurrir cada vez más a los juegos cooperativos donde ambos deben trabajar para lograr metas comunes. El hecho de varias la metodología y los recursos empleados ha conseguido, al menos, motivar al alumnado y a que se implique más en las sesiones de trabajo.
  6. Aunque más tarde profundizaré en ello, he revisado y ampliado los servicios de consultoría educativa, comenzando algunos primeros proyectos.
2) El segundo propósito decía lo siguiente:

"Terminar de una puñetera vez (así de claro) el análisis de resultados de la tesis doctoral y redactar las conclusiones y las propuestas de intervención, así como dar el golpe final al marco teórico. Publicar los artículos basados en mis investigaciones (no es nada fácil, cada vez las revistas rechazan más artículos porque el nivel de exigencia y la competitividad está aumentando de manera considerable, más desde la publicación de los nuevos criterios de la ANECA, pero si no publico, no puedo doctorarme) y terminar las actividades formativas pendientes (solo una). Tal vez pueda pensar en nuevas publicaciones, o en escribir un libro, aunque esto mejor cuando ya haya zanjado el asunto de las publicaciones en revistas científicas de alto índice de impacto. Ciertamente hay muchas cosas que me han decepcionado, pero debo adaptarme al sistema."

Y en relación a esto, he logrado lo siguiente:
  1. Ya he defendido la tesis doctoral y he obtenido el título de Doctor en Educación. Tras conseguir lograr publicar un artículo sobre mis investigaciones en la "International Journal of Inclusive Education", pude iniciar la tramitación de mi tesis doctoral. Además acudí a un nuevo congreso (en Granada) donde defendí una nueva comunicación. Tan solo pude publicar un artículo, ya que otro de ellos fue rechazado en dos revistas, y está en una tercera siendo revisado. Como comenté hace un año, es difícil publicar en revistas científicas, y más en España donde están todas saturadas de artículos recibidos y deben ser muy selectivos con la calidad de éstos. Posiblemente colabore escribiendo un artículo en un libro, pero eso todavía está en el aire.
  2. No voy a escribir un libro porque la tesis doctoral estará en abierto y no puedo publicar un libro para vender sobre algo a lo cual cualquiera puede tener acceso a éste de manera gratuita. Pero sí he diseñado un curso de 120 horas que comenzaré a impartir el año que viene y que está basado en el marco teórico y objetivos de mi tesis doctoral. Para más información, haced clic aquí.
3) El tercer propósito que me marqué fue el siguiente:

"Retomar los proyectos de consultoría que quedaron congelados en 2016, aunque no depende exclusivamente de mí. También depende de la Administración público y de sus exigencias, y de otras terceras personas."

Y en relación a esto, he logrado lo siguiente:
  1. He retomado la consultoría. Asesoré a un opositor para la preparación de sus oposiciones de Secundaria, diseñé y acredité dos cursos para trabajadores y desempleados de la oferta formativa incluida en el Sistema Integrado de Formación Profesional, y otro curso está en camino, ya que he diseñado el 65% más o menos ya de éste. Además, como antes comenté, diseñé un curso basado en mi tesis doctoral. También nuevos aspirantes a crear sus gabinetes psicopedagógicos han consultado mis servicios. He mejorado a la hora de ajustarme mejor al índice publicado en el BOE en cada curso para lograr así la acreditación del SEPE más rápidamente.
  2. Como ya avancé, incluí un nuevo servicio de diseño de materiales formativos y didácticos para cursos y otras iniciativas de formación propias del Sistema Integrado de Formación profesional, como los cursos para trabajadores ocupados y desempleados, además de certificados de profesionalidad. Inicié una campaña de publicidad ofreciendo mis servicios y ya en el anterior punto expuse mis avances.
  3. Por fin he logrado acreditar el certificado de profesionalidad que inicié en 2015, el de "Atención al alumnado con necesidades educativas especiales en centros educativos". Costó mucho esfuerzo, pero lo logramos entre todos. Y en este último trimestre del año he comenzado a tutorizar acciones formativas vinculadas a este certificado de profesionalidad, iniciándome en el rol de "tutor-formador". Como han sido pocos alumnos, la experiencia no ha sido del todo provechosa, pero es un avance haberme iniciado ya en esto.
No obstante, aunque parece que todo ha ido de viento en popa, aún hay aspectos como los siguientes a mejorar:
  1. Para algunos alumnos, sobre todo aquellos con falta de motivación y TDAH, me cuesta encontrar métodos de estudio y de apoyo que sean efectivos para que logren resultados positivos de manera continuada y no solo en casos puntuales. No hay un método que sea efectivo siempre, ya que hay métodos que sirvieron una vez pero al cabo de una semana ya dejaron de funcionar porque surgieron nuevas necesidades. No siento que logre sacar en las sesiones de trabajo el mayor rendimiento posible a este alumnado, lo cual resulta frustrante para todos. No se me da bien tener que lograr que el alumnado estudie y se sepa los contenidos de los exámenes conmigo, es algo que no sé aún muy bien hacer y se nota esto en la actitud del alumnado hacia mí. No se me olvida cuando, a la hora de felicitar las fiestas, uno de mis alumnos rechazó darme la mano. Una prueba de cómo la paciencia del alumnado se va agotando. Sé que no tengo el 100% de la culpa de los malos resultados, pero sí una gran responsabilidad.
  2. No siempre he logrado atender las necesidades de las familias. Cuando he realizado informes psicopedagógicos, han llegado a ser rechazados o ignorados en los centros, y no solo porque venga de alguien ajeno a la administración, sino porque han considerado que aún necesitaba hacer más pruebas para contrastar más los resultados. Algo de lo que por supuesto voy a tomar nota y estoy ya poniéndolo en práctica, aunque sigo siendo rechazado por mis colegas de profesión.
  3. Siendo haciendo trabajos de investigación algo caóticos, informes extremadamente extensos (la tesis doctoral me ocupó, incluyendo los anexos, 923 páginas, algo que fue bastante criticado por el tribunal durante la defensa) y errores en el trabajo de campo. Es cierto que me di cuenta de ellos durante el proceso y he tomado nota de ellos de cara a futuros proyectos, pero como digo, son aspectos a señalar.
  4. Aún siento que me desbordo cuando tengo que atender a varios alumnos a la vez, y sobre todo controlar el comportamiento. No tengo carácter y no sé ponerme serio en momentos clave y de una forma adecuada, en el sentido de que tampoco hay que excederse. Intento poco a poco trabajarlo, pero aún debo seguir en ello.
  5. Y vale, ya soy Doctor, pero, ¿cómo afectará al futuro del gabinete todo esto ahora?
Planteo por el momento los siguientes propósitos para 2019:
  1. Solicitar la acreditación de la ANECA por si en un futuro deseo aspirar a alguna plaza o contrato en la Universidad, sea en la pública o en la privada. Cuando ya se hayan cerrado las actas y tenga la documentación pertinente, iniciaré los trámites.
  2. Seguir avanzando en los proyectos de consultoría, acreditando nuevos cursos y seguir ejerciendo como tutor-formador. Entre estos, se encuentra el inicio del curso basado en mi tesis doctoral que diseñé, denominado "Gestión y organización de centros educativos inclusivos e interculturales". Intentaré diseñar nuevas acciones formativas o nuevos retos desde mis servicios de consultoría educativa.
  3. Seguir trabajando con mi alumnado y los nuevos casos que surjan, intentado superar las dificultades señaladas y todas las que surjan. Aumentar mi formación a partir de consultar nueva bibliografía y desahogarme y solicitar consejos a gente de mi profesión que tengan vocación y sepan empatizar con las personas.
  4. Publicar nuevos artículos y libros, tanto educativos como otros más literarios. Es un viejo reto a nivel personal que me marqué. En cualquier caso, en relación a la parte literario, esto es secundario y siempre la prioridad será el trabajo y los estudios. Por eso lo he aplazado desde 2014 y lo aplazaré todos los años que sean necesarios.
  5. Pensar en la posibilidad de retomar los estudios en idiomas, concretamente inglés y francés, sobre todo el primero.
  6. Analizar el futuro del gabinete psicopedagógico.
Y bueno, termino deseándoles a todos unas felices fiestas y un próspero año 2019. Espero que todos vuestros proyectos se cumplan, y que alcancen sus metas personales. Y evidentemente, que nunca falte la salud, el trabajo, el afecto y la paz.